Saltear al contenido principal

Teléfono WhatsApp  + 34 634 452 743

Teléfono WhatsApp  + 34 634 452 743

La garnacha, una variedad que no nos deja indiferente 

La Garnacha, Una Variedad Que No Nos Deja Indiferente 

Aragon y Navarra: El Renacimiento de la Garnacha, así titula Luis Gutiérrez su último artículo para la revista Wine Advocate, publicación bimestral sobre vinos y sitio web fundados por el crítico de vinos Robert Parker. Luis Gutiérrez es un crítico de vinos con sede en Madrid, desde ahí revisa y puntúa, vinos de España, así como de Chile y Argentina para Wine Advocate.

En el artículo expone que en Navarra aprecia un fuerte movimiento de vuelta a la garnacha aunque se pregunta cuánta garnacha queda realmente.

Ya os comenté en una entrada anterior en este blog que en Navarra hasta los años 80-90 del siglo pasado la garnacha era la variedad predominante. En mi opinión, por ser abundante y de aquí, era una variedad denostada, así que cuando la denominación autorizó nuevas variedades, las viñas de garnacha fueron desapareciendo. Estas se sustituyeron con viñedos de cabernet sauvignon, merlot, shiraz y chardonnay principalmente. Entonces también se pensaba que la garnacha no era capaz de dar ‘buenos vinos’ y mucho menos monovarietales.

En el artículo, Luis Gutiérrez menciona dos proyectos relacionados con la garnacha, y que le han entusiasmado: Aseginolaza y Leunda y LMT Wines. También habla de otras bodegas como Domaines Lupier, La Calandria, Viña Zorzal, Chivite, Azul y Garanza Wines, Gonzalo Celayeta Wines, Magaña y Tandem que van progresando muy satisfactoriamente ya que han recuperado estilos de vino casi perdidos, como el rancio. También señala los vinos tan interesantes que están haciendo con garnacha. Y yo añadiría algo más: que hay más productores/as haciendo interesantes proyectos con la garnacha en Navarra.

Luis Gutiérrez ve Aragón un tanto adormilado, con sólo un puñado proyectos que exploren ‘terroir’ y sin casi nuevos proyectos. Menciona que en Teruel, provincia olvidada vitivinícolamente hablando, se están elaborando vinos, generalmente sin estar adscritos a una denominación. En algunos casos influenciados por Somontano, cultivando variedades francesas, pero con algunas cepas viejas de garnacha. Menciona también el proyecto “Libre y Salvaje” al que seguirá la pista.

En su último artículo, también nos pone al día sobre la continuación Mondo Garnacha, el proyecto informal de tres elaboradores (Jorge Navascués, Norrel Robertson y Fernando Mora) con sus respectivas bodegas: Cutio, El Escocés Volante, Frontonio y Cuevas de Arom. Para Luis Gutiérrez, los vinos de estos productores están en la parte alta de los vinos de ‘terroir’ de Aragón, ya que de manera frecuente están ponen el acento en variedades locales de cepas viejas.

¿Qué os parece? ¿Conocéis este proyectos? ¿Algún otro proyecto que queráis contarme?

 

P.D. La foto es una parcela de garnacha vieja de la Bodega de Azul y Garanza. Las saqué en mayo del 2016, unos americanos que tenian una bodega en Washington Estate, querian ver viña vieja de garnacha y sabian que tenian q venir a Navarra… ¡Y allá que fuimos! ¿Curioso, no os parece?