Saltear al contenido principal

Teléfono WhatsApp  + 34 634 452 743

Teléfono WhatsApp  + 34 634 452 743

Receta de chutneys

Chutney Cacahuete

En el sur de Asia es tradicional acompañar las comidas con unas salsas de sabores que contrastan y que presentan distintas texturas con lo que cada bocado está lleno de excitantes posibilidades. Estas salsas se llaman ‘Relishes’. Aquí debajo os dejo las recetas de dos tipos muy distintos, originarios de India. El chutney de cacahuete con semillas de sésamo y el chutney de tomate.

El chutney de cacahuete se sirve con todas las comidas indias pero se usa especialmente para carnes a la parrilla y kebabs. También va muy bien con chips de maíz. Yo lo maridaría con un chardonnay navarro joven. 

RECETA: Chutney de cacahuete con semillas de sésamo

  • 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete (preferiblemente sin sal)
  • 1 cucharada de agua
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de chalota o cebolla morada cortada muy fina
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado
  • ½ – ¾ cucharilla de cayena molida, al gusto
  • Un poco de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharilla de semillas de sésamo

 

Se echa la mantequilla de cacahuete en un bol con el agua, yogur, zumo de limón, cebolla, cilantro, cayena y sal (si usas mantequilla de cacahuete salada mejor probar el chutney antes de añadir sal). Se revuelve hasta que queda una mezcla homogénea. Se prueba para ver si le hace falta algún condimento.

Se pone una cucharada de aceite de oliva en la sartén a fuego medio. Cuando esté caliente se echan las semillas de sésamo. Se mueve la sartén hasta que las semillas comiencen a saltar o se vuelvan más marrones. Se añaden las semillas y el aceite al chutney y se revuelve.

El chutney de tomate que os presento es tradicional de Bengala, noreste de india. Allí se sirve con el papadam, torta de pan crujiente estilo chip elaborado con harina de legumbres como lentejas, garbanzos u otras. Allí se sirve como penúltimo plato antes del postre. Para mí va genial con nuestros quesos, ya sean de oveja o vaca y más o menos maduro, con palitos de pan y con chips de maíz.

También se puede añadir al pollo asado o frito, hamburguesas, cordero asado. Una vez hecho se mete en un bote en el frigo y aguanta meses (por el vinagre y el azúcar). A mí no me dura tanto…¡Qué delicia! Yo os los recomiendo que los toméis con un tempranillo o una garnacha potente con barrica.

RECETA: Chutney de tomate

  • 475 ml de tomate passata (triturado y reducido)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharilla de semillas de comino
  • ½ cucharilla de semillas de mostaza amarilla o marrón
  • ½ cucharilla de semillas de hinojo (o anís)
  • 1 ½ cucharadas de jengibre pelado y rallado
  • 175 ml de vinagre de manzana
  • 180 gr de azúcar glass
  • ¾ cucharilla de cayena en copos finos
  • ¾ cucharilla de sal

 

Para el tomate passata he usado el tomate embotado que hacemos en casa desde siempre. Se puede usar tomate de bote, ten en cuenta que si es muy acuoso hará falta añadir más cantidad (725ml en total).

Se calienta el aceite a fuego medio. Cuando esté caliente se echan las semillas de mostaza y comino. Tan pronto como las semillas empiezan a saltar se añaden las de hinojo (o anís). Unos segundos más tarde echa el tomate, jengibre, vinagre, azúcar, cayena y sal. Revolver y hervir. Una vez que está hirviendo bajar el fuego y sin tapar, la mezcla debe continuar hirviendo a fuego muy bajo durante unos 45 minutos, revolviendo de vez en cuando. Una vez cocinado el chutney será muy espeso y se verá brillante.

La primera foto es del chutney de cacahuete y la segunda del chutney de tomate. ¿Cuál te gustaría probar? ¡Anímate con la receta y cuéntamelo!

 chutney tomate