Saltear al contenido principal

Teléfono WhatsApp  + 34 634 452 743

Teléfono WhatsApp  + 34 634 452 743

Disfruta de una visita personalizada al Palacio Real de Olite y bodega

Olite, Erriberri en euskera, es un municipio de menos de 4.000 habitantes ubicado a tan solo 42 kilómetros de Pamplona. Es famoso por su Palacio Real y por su vinos, que gracias al clima mediterráneo de esta zona, la historia, la tradición y la cultura vinícola han favorecido que sea un referente para Navarra y el resto del estado. Es más, Olite es conocido como la Capital del Vino de Navarra.

¿Sabías que los primeros vestigios de producción vinícola en Navarra datan del sigo I d. C.? Proceden de bodegas romanas descubiertas en varias villas situadas en el término de Olite. Durante la Edad Media, la viticultura en Navarra fue consolidándose gracias a los intercambios culturales y la evolución de las técnicas productivas. Fue en el siglo XV cuando se produjo la mayor expansión del cultivo del vid. De este mismo periodo data el Palacio de los Reyes de Navarra de Olite, sede de la Corte Real y que albergaba una bodega en la denominada Cavas de Carricas. Es ahí, donde se produjo el primer Champán de Olite gracias a las variedades de uvas que trajeron la dinastía de los Teobaldos.

En nuestra visita al Palacio Real, actualmente catalogado como Bien de Interés Cultural y patrimonio nacional, descubriremos el castillo, prueba del esplendor cortesano que vivió la Ciudad en aquella época. La visita empezará en los restos de una antigua fortaleza romana y seguirá por el Palacio Nuevo. Éste fue mandado a construir por Carlos III “El Noble” y su esposa Leonor de Trastámara, con un estilo gótico civil francés.

¿Y qué haremos después de la visita al Palacio Real?

Una vez finalizada la visita al Palacio y todos sus patios, fosos y jardines (todos espectaculares), nos trasladaremos a una bodega a las afueras del pueblo de Olite que ocupa una finca privada.

La bodega que visitaremos es una bodega-museo donde el arte y la enología se funden creando sorprendentes espacios. A lo largo de la visita, tendréis la oportunidad de disfrutar de las vistas de los viñedos y de toda su colección de estatuas del siglo XVI.

La visita a la bodega finalizará con una cata de 3 vinos acompañados de una selección de embutidos, queso y pan. 

La experiencia tiene una duración de 5 horas y media aproximadamente con salida a las 9.39 de la mañana y regreso, al punto de partida para la hora de comer. Si os apetece pasar una mañana diferente, no dudéis en poneos en contacto conmigo, solo es necesario un mínimo de 4 personas.

Aquí puedes consultar más información sobre la experiencia. 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta